, ,

Taza Basic Personalizada Estrella, elige color

Disponibilidad:

Producto disponible


Taza personalizada, ideal para el cole, para casa o para celebraciones.  Son muy resistentes y flexibles. Se puede lavar en el lavavajillas (bandeja superior). La taza se puede meter en el microondas y tiene una capacidad 350 ml. Puedes elegir el color de la taza entre Rosa, Azul y Menta.

9.95

Limpiar
Comparar

Características

– Fabricado en España.

– Material: Polipropileno Libre de BPA

– Apto para lavavajillas (bandeja superior)

– Apto para microondas

– Capacidad 350 ml

– Medidas 9,4 alto y Ø 7,8

 

Personalización

– Se personaliza con el tipo de letra que aparece en la imagen

– Máximo 10 caracteres

– Diseño original Mi Pipo

SKU: 305-12 Categorías: , ,
Color

, ,

Basado en 0 opiniones

0.0 en general
0
0
0
0
0

Se el primero en opinar "Taza Basic Personalizada Estrella, elige color"

Aún no hay reseñas.

Elige el chupete ideal para tu peque

Forma de la tetina

pacifier (1)

Anatómica: se asemeja al pezón materno durante la succión, sólo tiene una posición adaptándose al paladar de forma natural.

Fisiológica:  de forma plana y simétrica, que siempre queda bien colocada en la boca del bebé ejerciendo la menor presión sobre el paladar.

Silicona: Es un material rígido, sintético y transparente. No absorbe olores ni sabores,  es menos resistente a mordeduras (se puede partir con los dientes) por lo que se recomienda cambiar el chupete cada dos meses  y soporta mejor las altas temperaturas de la esterilización. 

Látex:  Es un material natural en su totalidad, tiene un color amarillento, es flexible y blando, por lo que se parece más al pecho materno. Es muy resistente a mordiscos y tirones pero se deteriora con el uso y con las esterilizaciones. Absorbe agua y retiene los olores. Produce una sensación de succión muy natural. Si el bebé tiene alergias, también es importante comprobar antes su tolerancia. 

Material de la tetina

pacifier

Recomendaciones

el chupete de silicona se recomienda en bebés pequeños, a los que no les haya salido aún los dientes. El de látex está más orientado a los niños que ya tengan sus dientitos.